jueves, 6 de marzo de 2014

Consejos al Jugar con tu bebé



Cuando el bebé empiece a ser consciente del mundo que lo rodea, le gustará que juegues con él y también querrá jugar solo. Jugar es divertido y educativo, ya que aprende los colores, las formas, los tamaños, las texturas, los sonidos y el movimiento.

No hay nada más lindo que jugar con tú bebé; hacer cosas que sean de su agrado, reírte y tararear. Con frecuencia los padres ni siquiera son conscientes de que están jugando con él. Parece tan natural pasear por la habitación con el bebé en brazos, enseñándole las cosas, y tocando las que hacen ruido. Igual de naturales son los juegos con los que lo entretienes cuando lo cambias: sujetarle los pies en el aire y hacer movimientos circulares; sacarle el sonajero, esconderlo atrás tuyo y volvérselo a dar o salpicarlo un poquito en la bañera, hasta que él te salpique. Todos estos estímulos enseñan a tu hijo a jugar y a reaccionar ante los demás.

Un poquito al principio
Los bebés pequeños se cansan enseguida. No necesitan más que un poco de juego cuando están de buen humor.

Cada vez más...
Los bebés pequeños no siempre reaccionan a un juego inmediatamente. ¡Pero cuando lo empiezan a disfrutar, a veces no quieren parar!

Los juegos más comunes
¡Podes jugar a tantas cosas con tu bebé durante el primer año! Y podes usar infinidad de objetos que te rodean.

A continuación te presentamos algunas ideas:
- Mirarse en el espejo juntos, haciendo gestos raros, sacando la lengua, sonriendo, señalando cosas. 
- Con un papel, formar una bola y hacerla rodar por el abdomen del bebé, lanzarla y atraparla. 
- Esconderte en un sitio a la vista; debajo de la mesa, detrás de las cortinas, detrás de la puerta, y aparecer de golpe. 
-Atarle al brazo o al cochecito un globo con un cordón largo, para que lo vea moverse con el viento.

1 comentario:

  1. We are protecting the Army, Navy, and Coast Guard. Let us protect you. Start your FREE trial.

    ResponderEliminar